Servet – Un proyecto de ciencia ciudadana

¡¡Hola amig@s!! Hoy vamos a contaros en detalle una de estas convocatorias que comentamos en el anterior artículo, con el objetivo de dar a conocer este fantástico proyecto y animaros a participar en la próxima edición. Nos referimos al Proyecto Servet, que cuenta con el apoyo de la Fundación Ibercivis, Etopia Centro de Arte y Tecnología y los Laboratorios CESAR en Etopia.

Servet es un proyecto científico abierto a la ciudadanía en el cual cualquiera puede proponer, diseñar y ejecutar una misión sub-espacial. Estos artefactos son metidos dentro de unos globos que son lanzados a la estratosfera y son organizados en función de su peso. Concretamente, en la pasada edición Servet IV que se celebró el pasado 13 de Julio se lanzaron entre 1 y 6 sondas por globo.

Nuestro dispositivo fue una evolución de lo presentado en el Cansat 2019. Su misión era medir radioactividad, temperatura y presión, recoger estos datos y almacenarlos en una tarjeta SD y al mismo tiempo enviarlo en tiempo real mediante el protocolo de comunicaciones LoRa (de todo esto podéis conseguir + info en nuestra web y el código fuente en este enlace). Además de todo ésto, para el Servet nuestro alumno Manuel Bonet le añadió una tarjeta SIM para emitir por 2G y un módulo LoraWan para garantizarnos la comunicación de los datos. Si tenéis curiosidad por conocer nuestro dispositivo, a continuación Manuel os explica el proyecto en detalle:

El día del lanzamiento fue una fiesta con muchos momentos emocionantes: el despegue, comprobar cómo subían los globos, comprobar que estábamos recibiendo datos en tiempo real, y finalmente…. hacer el seguimiento de todos ellos. De los globos pequeños, uno se recuperó en Farlete y otro en Binéfar con ayuda de la ciudadanía. Algunos fueron recuperados en la zona más o menos prevista: Buñuel. Este globo portaba varias cápsulas que consiguieron diferentes logros: se consiguió transmitir a 744 km mediante TTN, se midió radiación, se transmitió en APRS, se envió vídeo en tiempo real, etc.

Aunque no todo fueron encontrados con éxito. Uno de los globos, portando 6 cápsulas, se quedó flotando en medio del Atlántico. Tras unos días de recibir señales, se dio finalmente por perdido. El gran hito del día fue que se batió un récord mundial de transmisión sobre TTN, ya que la señal de otro de estos dispositivos se recibió a una distancia de…. ¡¡766 km!! La última vez que se supo de él estaba volando a 20 Km por encima del Océano Atlántico.

Si tenéis más interés podéis tener información ampliada con el propio artículo que escribió la organización pulsando aquí, o el enlace donde se detalle el récord de transmisión TTN aquí

Os dejamos a continuación una serie de fotos ilustrativas de tan fantástico día:

 

PREPARACIÓN DE GLOBOS

 

 

LANZAMIENTO

SEGUIMIENTO DE LAS SONDAS Y DISPOSITIVOS

 

 

MOMENTAZO DE RECUPERACIÓN

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *