Pájaros en la nube

¡¡Hola amig@s!! Hoy vamos a hablaros del proyecto “Pájaros en la nube” que promueve la Fundación Ibercivis a través de su Observatorio de la Ciencia Ciudadana en Zaragoza.

Este proyecto fue uno de los primeros proyectos colectivos que se han puesto en marcha como experimento de ciencia ciudadana. Mediante la colocación de unas casetas en colegios se pretende estudiar el comportamiento de aves en Zaragoza, y que permitirá a cualquier persona conocer temperatura, humedad y si hay inquilino o no en tiempo real, gracias a la colocación de unos sensores en su interior.

En el desarrollo de este proyecto han participado diferentes colectivos como profesores y alumnos de la Escuela de Diseño de Aragón o profesores de la Escuela de Ingeniería, así como makers locales, que han tenido como punto de encuentro y anfitrión a Etopía.

Los prototipos están formados por dos carcasas de madera. En la parte inferior se encuentra el alojamiento del “huesped” del cual queramos estudiar su comportamiento. En la parte superior se aloja toda la electrónica principal de tal forma que pueda ser desmontada en caso de algún problema técnico. La parte superior e inferior están conectadas con unas ranuras a través de las cuales se deslizan los sensores desde la parte superior. El diseño de la estructura por la ESDA tiene 3 variantes a elegir, según el inquilino que queramos alojar. Si bien fue pensada inicialmente para pájaros, también está desarrollada para alojar salamandras o murciélagos.

Este proyecto usa como base la red TTN de Zaragoza de tal forma que los datos de estos sensores son publicados en tiempo real en la plataforma de The Network Things, que a su vez podemos conectarla con otras plataformas para proyectos de Internet de las Cosas como Cayenne myDevices (de la cual hablaremos más adelante) que nos permiten dar cierto formato a los datos recibidos para poder estudiar con más sencillez el comportamiento y la naturaleza de sus habitantes o incluso configurar alertas para detectar comportamiento anómalo de los datos. 

El pasado mes de Mayo, los diez colegios que comenzamos con el proyecto recibimos nuestra caseta y la electrónica ya programada para colgarla en nuestros patios escolares. Por lo tanto, nosotros no hemos tenido que preocuparnos por la dificultad técnica que conlleva preparar todo este proyecto y simplemente nos ofrecimos voluntarios para colocar las casetas y permanecer a la espera de nuestros flamantes huéspedes. Aquí podéis ver unas fotos de los nuestros, que están esperando a que algún pajarico anide.

 

¿Quién nos iba a decir que hasta los animalicos podrían tener casas domotizadas eh? Os animamos a descubrir este fantástico proyecto así como otros de la Fundación Ibercivis como la red The Things Network y Servet, de los que ya hemos hablado con anterioridad   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *