Participación en la fase de repesca en Huesca

Uno de los hitos fundamentales de nuestra evolución el proyecto fue la participación en la fase de repesca en el Planetario de Huesca. Este día otros equipos iban a competir para lograr una nueva plaza para la fase nacional y fuimos invitados a probar nuestro dispositivo en la fase de desarrollo que lo teníamos entonces.

 

Nuestros objetivos para ese día eran fundamentalmente:

  • Probar el envío de comunicaciones mediante protocolo LORA
  • Comprobar que se producían mediciones GPS correctas
  • Probar el sensor de medición primaria con temperatura, humedad y presión atmosférica.
  • Comprobar el correcto despliegue y velocidad de caída del paracaídas

Fue un día muy emocionante ya que también tuvimos ocasión de conocer otros equipos y otros proyectos, e incluso tomar nota de alguno de los diseños de la carcasa que nos parecieron muy interesantes.

Aprovechamos el día para mejorar las sujeciones del paracaídas haciendo directamente nuevos agujeros en la carcasa con un taladro. Hacía mucho viento y sospechábamos que la argolla superior con la que estábamos sujetando iba a ser insuficiente a todas luces.

Antes de comenzar nuestro lanzamiento aprovechamos para hacer unas pruebas finales de las comunicaciones LoRa, correcto funcionamiento del GPS y del sensor barométrico en la explanada anexa al planetario.

Con todo preparado esperamos nuestro turno de lanzamiento mientras observábamos con atención cómo se producían los lanzamientos del resto de los equipos. Tomamos nota de todo lo que se produce antes y después del lanzamiento para tenerlo en cuenta el día del lanzamiento final. Decisiones que tomamos en ese momento como quien se quedaba controlando estación base y quien iba a meter el dispositivo en el dron, enrollando bien el paracaídas, son cosas que no habíamos pensado antes y que ya están tomadas.

Finalmente nos quedamos a ver las presentaciones del resto de compañeros por la tarde, y aunque no teníamos previsto realizar ninguna nosotros porque pensábamos que sólo eran para los participantes en la repesca, nos invitaron a compartir nuestras conclusiones tras el lanzamiento y aceptamos gustosamente.

Lo cierto es que vimos claramente en qué teníamos que mejorar:

  • La temperatura nos daba valores altos. Coincidimos en que tenemos hacer más agujeros a la carcasa para que se pudiera ventilar mejor y entrara la temperatura ambiental de forma correcta.
  • Además aceptamos la sugerencia del jurado de añadir un segundo sensor barométrico para comprobar los mismos valores en tierra.
  • Algo teníamos que hacer con el tubo contador de geigers. Se nos pasaba de altura y no fuimos capaces de hacerlo entrar con el resto de electrónica.

En cuanto a las pruebas de comunicaciones fueron perfectas, incluyendo el posicionamiento GPS que rápidamente empezó a dar valores correctos. El despliegue del paracaídas y su velocidad de caída fue correcta y quedamos muy satisfechos porque hasta ese día sólo habíamos podido probar lanzándolo desde un puente.

En resumen fue una jornada de domingo larga pero muy fructífera de cara a la fase final. Fue un placer también estar con el resto de compañeros.

Nos despedimos con el video del lanzamiento. Fue un momento tenso aunque supermotivador!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *