Diseñando la lata en 3D

Hola amigos!

hoy os vamos a contar cómo ha sido el proceso de diseño 3D de nuestra carcasa.

Para hacer la carcasa de nuestro “LanuzaCan”, empezamos a partir de un modelo ya existente: Canduino (http://canduino.eu/).

Hemos reutilizado este modelo y lo hemos adaptado a nuestras necesidades. Lo primero que hicimos fue imprimirlo tal como estaba para ver que no había ningún tipo de error en el diseño o cualquier cosa perjudicial. Una vez que vimos que no había ningún error en el diseño y que encajaba todo correctamente, hicimos una copia exacta del diseño utilizando Blender para así poder poner nuestro nombre a la carcasa.

Hemos tenido ciertos problemas en todo el proceso . Por una parte se derritió un poco de laca que había acumulada en el cristal sobre el cual imprimimos y tuvimos que limpiar un par de veces el cristal. Otro motivo fue que el diseño de prueba lo pusimos a imprimir con baja calidad y muy rápido, y se rompió.

Después del primer lanzamiento con el “LanuzaCan” de Canduino, decidimos adaptar nuestro diseño, que sería el segundo a utilizar. Este diseño, en vez de de estar formado por 4 partes, estaba formado por 2:

  • la carcasa con el separador ya incluido y pegado en esta
  • la tapa con un cilindro hueco preparado ya para poner ahí el tubo geiger.

Ese diseño no nos acabó de convencer, ya que sería mucho más fácil de imprimir y de montar y desmontar si el separador fuera otra pieza. Además, finalmente compramos otro tubo contador de geiger ya que el que teníamos era muy grande, y optamos por uno más pequeño, por lo que los cilindros para acomodar el antiguo nos sobran en el diseño final.

Es entonces cuando hicimos el tercer diseño de LanuzaCan, en el cual la parte intermedia se podía imprimir aparte y encajar en unas guías, el único problema que tuvimos es que no teníamos suficiente espacio para encajar los tornillos al cerrar la tapa. Debido a este inconveniente, hicimos que las propias guías estuvieran incorporadas en las 2 zonas.

Para finalizar, una de las cosas que nos dimos cuenta en el lanzamiento de la fase de repesca fue que los valores dados de temperaturas eran demasiado altos, y lo achacamos a que nuestra lata estaba cerrada por lo que hemos procedido a hacer en la parte inferior de la lata (la que recibirá el mayor impacto barométrico de la atmósfera al estar cayendo) unos agujeros tipo “gruyere” para airear su interior desde abajo. También hemos añadidos los nuevos espacios abiertos en los laterales: uno para acceder al interruptor de encendido y apagado, y otro directamente a la altura donde está el sensor barométrico.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *